Widget Image
Widget Image
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat. Ut wisi enim

Consejos para amueblar un salón con forma de ”L”

No siempre es fácil encajar los muebles a la forma y metros del espacio disponible; y la distribución se complica más cuando lo que tratamos de amueblar es un salón en forma de “L”. Pero en Mueblemanía te vamos a dar unos sencillos trucos para sacar todo el partido posible a ese salón con una geometría tan especial.

Distingue las zonas: sala de estar

Los salones en forma de “L” son ideales para separar la zona de comedor de la zona de estar; pero debemos asegurarnos de que existe una conexión entre ellos y decorarlos pensando en el conjunto global.

Aprovecha la parte más alargada de la estancia para colocar la zona de estar: una composición con la librería FOREST, en color roble, y una pareja de sofás SPLASH tapizados en un color cálido cerrando el conjunto, conseguirán la calidez necesaria para esta parte de la casa. Si cuentas con menos metros, sustituye uno de los sofás por una butaca de rincón y una buena luz de lectura, que seguró que se convertirá en tu rincón favorito.

¿Qué hacemos si se ve la parte trasera del sofá? En ese caso coloca un aparador o bancada, así evitarás la sensación que provoca entrar en un salón donde el sofá no está pegado a la pared. Además el auxiliar servirá de elegante separador entre los dos ambientes.

Define los ambientes: un comedor con estilo

Para la zona de comedor apuesta por una mesa extensible, como el modelo ALYSSA en roble vintage con sus sillas a juego, y añade un banco como asiento para aprovechar mejor el espacio y darle al conjunto un toque moderno.

Utiliza el mobiliario auxiliar para rentabilizar al máximo los metros, incluso en los rincones más difíciles, y dar uniformidad a la decoración de las dos zonas del salón.

Dale el «toque Mueblemanía» con unas plantas de interior que aportarán frescura de manera fácil y natural. También puedes colocar unas alfombras que contrasten con el suelo y potencien la zona de paso.

Amueblar un salón con forma de “L” nunca fue tan fácil.